“Diario de un Terremoto”: día 1

1 Mar

Eran las 3 y algo de la mañana.

Yo llevaba 2 horas durmiendo cuando sentí el temblor, pero me quedé en la cama porque (acostumbrada a los de siempre) pensé: “ya se va a pasar…pero no, no pasaba y cada vez era peor, y yo todavía adormilada.

Mi hermana abrió mi puerta y me gritó : “ven!”, me paré de un salto de la cama y me puse en el dintel de mi puerta…ese fue el peor minuto de mi vida.

Escuchaba como mi casa sonaba entera, las vigas crujían, las cosas se caían, los closets se abrían solos, las ventanas se abrieron de golpe y se escuchaba el ruido de afuera y un niñito gritaba por su perrita y yo todavía medio dormida, aprada apenas en la puerta,sientiendo cómo mi casa nueva se sacudía como una casa de muñecas, como una tabla de surf en el mar, subía, bajaba, de un lado al otro y yo solo pensaba: “Dios, por favor que pare, que pare…”. Entonces empecé a escuchar vidrios que se rompían y explotaban y ahí tve mucho, mucho miedo y pensé: “hasta aquí llegamos” e imaginé mi casa abajo, toda destruida…y ahora ya gritaba: !por favor! !por favor!, pero el ruido no me dejaba ni escuchar mi voz.

Entonces se detuvo, la Tierra dejó de temblar pero el shock de adrenalina me tiene tiritando hasta ahora, que ya es la tarde del siguiente día.

Subió mi papá que estaba en el 1° piso, nos preguntó si estábamos bien a mi hermana y a mí y nos abrazó. Nos dijo que no nos asustáramos porque iba a seguir temblando (por las replicas) yo quise ir al baño y cuando fui a prender la luz me dí cuenta que no había electricidad, abrí la llave y por lo menos había agua.

Mi papá trajo una linterna para ver si el vidrio de mi ventana se había roto, pero no. Entonces con la luz ví mi computador en el suelo, y a lo más scout moderna, lo tomé, tomé el cargador, el cargador de mi celular, mi billetera con mis documentos, mi cepillo de dientes, pasta, jabón, mis remedios y lo metí todo a una mochila, me puse un polerón porque hacía frío, me puse zapatillas, tomé mi parka. Luego, corrí mi cama hacia la otra pared de mi pieza (lejos de la ventana, jamás había pensado que una simple ventana podía ser tan peligroso >.<), tomé mi mochila y bajé al living con el resto de mi familia.

Mi papá encendió su radio a pilas que tiene como 10 frecuencias pero ninguna radio chilena estaba funcionando, excepto las que estaban con pre-grabaciones, así que las cambió a la señal Argentina y así fue como supimos rápidamente que había sido 8.5, con epicentro cerca de Conce y que también se había en Argentina (“pobres” pensé, “no están acostumbrados a los temblores”) y me acordé de mis @de allá y me asusté mucho (porque aún no había información clara) y empezamos todos a acordarnos de nuestra gente. Mi hermana tiene a su novio en la ciudad de Temuco en un 4to piso y con yeso porque apenas hace un par de días se había quebrado una pierna. Mi papás se acordó de nuestros amigos en Santiago y mis tíos en Los Angeles…y yo me acordé de mi amiga que está en Temuco, embarazada y que tiene su bebé ahora en las primeras semanas de Marzo, tuve miedo que con el susto….!aaaaaaahhh!(gracias a Dios, 2 días después supe que estaba bien) y tomé el celular para llamar y nada, a nadie le funcionaba su celular !ajhdgjhfsadgjkaijoh! maldita tecnología que nos haces depender tanto de tí! ( o mejor dicho que nosotros tendemos a depender tanto de tí).

No había nada más para hacer. Escuchando la radio me fui quedando dormida en el sillón, con la mala suerte que mis papás también (leasé: se pusieron a roncar) y hasta ahí llegó mi sueño >.< jajajja, así que me fui a mi pieza, me saqué las zapatillas (las dejé cerca por si las moscas) y me acosté.

Me costó mucho dormirme, con las replicas a cada rato, pero alrededor de las 6 y algo de la mañana logré dormirme.

Me despertaron a las 3 de la tarde, con un sol precioso y aquí estoy, en el suelo de mi pieza, con pijama y escribiendo con lápiz mina en una libreta (que encontré por suerte, con todo lo de la mudanza), esta “entrada” a mi blog de papel que si no la escribo rápido se me van a olvidar los detalles.

Gracias por el mensaje que (aún no sé quien) me mandó al celu (estoy entre la Natsumii-chan o la Kamiracle XD), muchas gracias porque fue una linda sorpresa y ese “gambare!” fue lo mejore de mi día, por todo el cariño y preocupación que significaba, de verdad gracias ^-^Traté de responderlo pero no tenía nada de batería y como $300 en el celular jajajja.

Espero que la electricidad vuelva pronto para poder postear de verdad esta entrada.

Que Dios bendiga a las personas que quedaron sin Hogar (y estoy segura que protegerá) y a todas las personas que han perdido algún familiar.

Gracias a Dios porque podría haber sido una desgracia, pero mi familia y yo estamos bien

Kami-sama hontoni arigatou gozaimashita! m(__)m

Espero todos estén bien

Un abrazo

Camila Pink

(Escrito el 27/02/2010)

Una respuesta to ““Diario de un Terremoto”: día 1”

  1. kamiracle 01/03/2010 a 2:11 AM #

    No lo pude leer entero, pero estoy más tranquila sabiendo que estás bien. En mi casa fue caótico, el terremoto, el corte de luz, el cielo iluminado explotando, te juro que pensé que el apocalipsis en serio existía. Ni podía asustarme porque necesitaba calmar a mi mamá, estabamos solas. Estoy demasiado triste por toda la gente que está sufriendo, mi casa quedó toda en pie, pero tan solo ver la desesperación es horrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: